sábado, 9 de noviembre de 2019

Python cambiara su ciclo de lanzamientos de un año y medio a solo un año



Los desarrolladores de Python decidieron cambiar a un nuevo esquema de preparación de lanzamientos, pues ahora se emitirán una vez al año y no una vez al año y medio, como era antes. Por lo tanto, se puede esperar el lanzamiento de Python 3.9 en octubre de 2020. El tiempo total de desarrollo para un lanzamiento significativo será de 17 meses.

El trabajo en la nueva versión comenzará cinco meses antes del lanzamiento de la próxima version, durante su transición a la etapa de prueba beta. Luego, durante siete meses, la nueva versión de Python estará en la etapa de lanzamiento alfa, en la que se agregarán nuevas funciones y se corregirán los errores.




Después de eso, las versiones beta se probarán durante tres meses, durante los cuales se prohibirá la adición de nuevas funciones y se prestará toda la atención para corregir los errores. Los últimos dos meses antes del lanzamiento, se estará en la etapa de un candidato para los lanzamientos, en la cual se llevará a cabo la estabilización final.

Por ejemplo, el desarrollo de la versión de Python 3.9 comenzó el 4 de junio de 2019. La primera versión alfa se publicó el 14 de octubre de 2019 y la primera versión beta se espera para el 18 de mayo de 2020.

En agosto, se formará un candidato para lanzamientos y el 5 de octubre, un lanzamiento. Después del lanzamiento, la versión será totalmente compatible durante un año y medio, después de lo cual otros tres años y medio, se formarán parches para eliminar las vulnerabilidades.

Como resultado, el tiempo total de seguimiento será de cinco años. En la primera etapa de soporte, se corregirán los errores y se lanzarán actualizaciones aproximadamente cada dos meses con la preparación de instaladores para Windows y macOS.

En la segunda etapa, los lanzamientos se formarán según sea necesario para eliminar vulnerabilidades y se colocarán solo en forma de textos fuente. Se observa que el nuevo ciclo de desarrollo garantizará una transición predecible en las etapas de prueba alfa y beta, así como conocer con precisión el momento de la formación de la liberación, lo que permitirá sincronizar el desarrollo de sus productos con las nuevas ramas de Python.

Un ciclo de desarrollo predecible también simplificará la planificación del desarrollo de Python y el lanzamiento más frecuente de nuevas versiones acelerará la presentación de nuevas funciones a los usuarios y reducirá el volumen de cambios en cada sucursal (los lanzamientos son más frecuentes, pero hay menos nuevas funciones en cada lanzamiento).

Extender y dividir la fase de prueba alfa permitirá monitorear la dinámica de desarrollo e integrar más fácilmente las innovaciones, evitando la molestia antes del lanzamiento beta, durante el cual los desarrolladores trataron de terminar el desarrollo de las innovaciones en el último momento para que no se retrasaron durante 18 meses hasta la próxima rama.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores